lunes, 28 de enero de 2019

Cómo calcular el índice de masa corporal (IMC)



Este índice conocido con las siglas IMC (BMI en inglés, por Body Mass Index) indica el estado nutricional de una persona en función de dos factores: Peso actual (en Kg.) y Altura (en metros). La ecuación que permite obtener su valor es la siguiente: IMC = Peso actual (en Kg.) / Altura2 (en metros al cuadrado) El valor obtenido al efectuar esta operación será en IMC. Las recomendaciones médicas a seguir para cada tramo del IMC son las siguientes:

IMC entre 22 y 24,9 kg/m2 (Normal)

Ninguna recomendación. La única excepción sería la progresiva tendencia al incremento del peso con un aumento de más de 5 kg. en menos de un año, en cuyo caso se recomendaría una dieta ligeramente baja en calorías.

Sobrepeso grado I con un IMC entre 25 y 26,9 kg/m2

En esta franja en la que está incluida alrededor de un 20% de la población adulta española, debe solicitarse consejo médico. Sólo en presencia de factores de riesgo cardiovascular asociados estará indicada la intervención terapéutica, que deberá centrarse en consejos relativos a la dieta y a la actividad física.

Sobrepeso grado II (preobesidad) con un IMC entre 27 y 29,9 kg/m2

En esta población la consulta médica es obligada. La intervención terapéutica es opcional, con medidas siempre dirigidas a la dieta y a la actividad física.

Obesidad grado I (IMC 30-34,9 kg/ m2)

Visita y tratamiento médico. Se tratarán apropiadamente las enfermedades asociadas y se adaptarán las medidas terapéuticas apropiadas para rebajar de manera estable el peso corporal en un 10%, en un plazo de unos 6 meses. Para ello se utilizarán los distintos medios disponibles: dieta, actividad física, modificación del estilo de vida y fármacos.

Obesidad acentuada grado II (IMC 35-39,9 kg/ m2)

El riesgo para la salud es importante. El planteamiento será parecido al del apartado anterior pero la estrategia aplicada tratará de superar la disminución del 10% del peso corporal. Si los objetivos no se cumplen en un plazo razonable -6 meses- el paciente será remitido a una unidad hospitalaria dedicada de manera multidisciplinaria a la obesidad, que considerará la conveniencia de aplicar otras medidas como son las dietas de muy bajo contenido calórico (hipocalóricas) y la cirugía.

Obesidad mórbida grado III y IV (IMC igual o mayor que 40 kg/ m2)

Estas obesidades suelen provocar problemas graves para la salud. Dado que la pérdida de peso deseable sería de un 20% a un 30%, los pacientes deben ser remitidos a una unidad hospitalaria multidisciplinaria dedicada a la obesidad para estudiar la aplicación de medidas terapéuticas excepcionales, tales como las dietas hipocalóricas y, sobre todo, la cirugía específica de la obesidad.