sábado, 12 de enero de 2019

El Sol: beneficios y precauciones


Diversas opiniones existen acerca de la influencia que tiene la exposición solar en nuestro organismo. Algunos especialistas sugieren evitar directamente la luz solar, en especial, para aquellas personas de piel muy blanca o que presentan muchas pecas. Otros afirman que exponernos al Sol nos brinda múltiples beneficios.

¿Qué debemos hacer frente a este dilema?

Es importante entender que evitar totalmente el Sol es caer en un error. La luz solar colabora para que nuestro cuerpo funcione en forma correcta. En épocas pasadas, como especie, estar expuestos al Sol durante todo el día se vivía como algo normal. Dejar de hacerlo puede, inclusive, perjudicar nuestra salud. Ya hablamos de ello en un post anterior.

Sol Ying Yang

En realidad, el problema de la exposición solar es la radiación UVA. Si bien ésta puede verse afectada por las nubes, la altura en la que nos encontramos respecto al mar o el grado de contaminación existente, es importante estar atentos a ciertas cuestiones y tomar las precauciones necesarias.

La mayor radiación ultravioleta (UVA) que recibe la Tierra es entre las 11hs. y las 16hs., especialmente durante el verano. Es por ello que la recomendación es no exponerse durante esa franja horaria. Y esta regla debemos respetarla todos, sin importar la edad o el tono de piel, si queremos evitar problemas en la piel. Por otra parte, es fundamental proteger a los bebés, a los niños pequeños y a las personas mayores con ropa adecuada para que la luz no llegue directamente a la piel.

Ten presente que sobreexponernos al Sol para lograr el tono moreno y bronceado que deseamos puede provocar envejecimiento prematuro de la piel, quemaduras y, en el peor de los casos, cáncer de piel. El empleo de un producto con factor de protección UV se torna algo imprescindible.

Beneficios de exponernos al Sol

Nos permite producir Vitamina D. La presencia de esta vitamina en nuestro organismo es esencial ya que permite el correcto funcionamiento del sistema inmunitario y del sistema nervioso. A su vez, reduce la hipertensión, es antidepresiva, ayuda a prevenir la osteoporosis, el cáncer, entre otros.

Aporta energía y colabora para estabilizar nuestras emociones.

Media hora de exposición al día nos ayuda a regular nuestro cuerpo para que el sistema hormonal funcione correctamente y podamos descansar mejor.